Me quiero separar ¿por dónde empiezo?

Juan Y María tienen dos hijos pequeños y un piso en común grabado con hipoteca. Ambos se plantean la separación, pero no saben por dónde empezar. Todos sus familiares y amigos les aconsejan y eso aún les confunde más. ¿Qué deberían tener claro? ¿Cuáles serían los primeros pasos a realizar?

abogado blgg

Si estás en un momento como el de Juan y María seguramente te sonará lo que a ellos les sucede: todos tus amigos y familiares te aconsejan sin cesar.

“A un amigo le pasó X”

“Mi amigo hizo X”

“Mi amiga se quedó con el piso”

“Mi amiga se fue de casa y salió perjudicada”

Lo primero que tienes que hacer es plantearte ciertas cuestiones y ponerte en contacto con un Abogado de Familia. Esta rama del Derecho es la clásica en la que siempre hay gente que te va a recomendar, pero hay que tener en cuenta que no existe un caso idéntico a otro: cada familia tiene sus características y, por tanto, nadie te va a aconsejar mejor que un especialista de la materia.

¿Qué cosas debo pensar?

  • ¿Quiero separarme o divorciarme?
  • ¿Estoy dispuesto a llegar a un acuerdo? ¿Y la otra parte?
  • ¿Quién se va a hacer cargo de la custodia? ¿Estamos de acuerdo los dos? ¿Qué gastos habituales tienen nuestros hijos?
  • ¿Qué pasa con nuestra vivienda? ¿Tenemos alguna idea?
  • ¿Alguno de los dos tiene derecho a percibir una pensión compensatoria?

Una vez nos planteamos estas preguntas, nuestro abogado nos asesorará con lo más conveniente para nuestra familia y sabrá si hay posibilidad de tramitar un procedimiento de mutuo acuerdo o bien tendremos que acudir a un procedimiento contencioso.

Y, ¿qué debo tener para poder empezar un procedimiento?

Una vez tengamos la decisión tomada, tendremos que recopilar información personal y económica.

En cuanto a la información personal, tendremos que tener el certificado literal de matrimonio, el certificado literal de nacimiento de los hijos y los certificados de empadronamiento, entre otros.

Por lo que respecta a la información económica, sería interesante recopilar los gastos de los menores (colegios, actividades extra escolares, mutuas sanitarias, …), los gastos ordinarios de la vivienda (hipoteca o alquiler, suministros, cuotas), los sueldos de ambas partes, los extractos de las cuentas bancarias, etcétera.

En conclusión, si quieres que tu procedimiento salga lo mejor posible para ti y para tus hijos, debes asesorarte con un Abogado antes de dar cualquier paso: cualquier decisión mal tomada puede perjudicarte en un procedimiento futuro.

Si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con RIU & SIMANS Abogados en el teléfono 93.517.45.43 o enviando un correo electrónico a info@riusimans.com. Estamos en Sant Andreu, Barcelona.

http://www.riusimans.com

¿Puede una empresa cometer un delito? El “Compliance penal” II (Tengo una empresa, 3ª Entrega)

En las dos primeras entregas de nuestro bloque “Tengo una empresa” os hablamos de la Responsabilidad Penal Corporativa y del concepto de “Compliance penal”.
En ese último post abordamos el concepto de “Compliance penal” haciendo referencia a que el Código Penal, en su última reforma de 2015, introdujo una herramienta para atenuar o eximir la responsabilidad penal de las personas jurídicas: los modelos de organización y gestión para la prevención de riesgos penales a los que alude el artículo 31 bis.2.1ª del citado texto legal. Estos “modelos de organización y gestión” son los denominados “Compliance penal” o “Programas de cumplimiento”.

Pero realmente ¿en qué consiste un “Compliance”?

FullSizeRender (6)

Un “Compliance” no es un simple informe sino que es un Proyecto más amplio consistente en una serie de documentos y acciones orientados a prevenir la comisión de delitos en las empresas. El artículo 31 bis.5 del Código Penal detalla los requisitos que deben cumplir; resumidamente son los siguientes:

  • Identificación de las actividades de la organización en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos
  • Realización de protocolos o procedimientos sobre el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos
  • Modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deban ser prevenidos
  • Incorporación de la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo que se encargue de la vigilancia y observación del funcionamiento del modelo de prevención o proyecto “Compliance”
  • Establecimiento de un sistema disciplinario que sancione de modo adecuado el incumplimiento de las medidas que se establezcan en el “Compliance”. Para ello, RIUSIMANS recomienda, además, la realización de un Código Ético
  • Verificación periódica del conjunto del modelo y modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes relacionadas, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o bien en la actividad empresarial

Obviamente, un Proyecto “Compliance” tiene que estar orientado a la empresa concreta; para que el proyecto cumpla con lo establecido con el Código Penal y sea de utilidad no puede tratarse de un conjunto de documentos estereotipados o generalistas que podrían definir a cualquier tipo de organización empresarial. En RIUSIMANS Abogados estudiamos la concreta organización empresarial y analizamos la documentación de empresa para evaluar los riesgos jurídico – penales aplicables a cada organización. Gracias al estudio previo de la entidad, se elabora un mapa de riesgos a partir del cual se desglosa todo el Proyecto que, evidentemente, se sustenta de forma documental.

Con la instauración de un proyecto “Compliance” se realiza un cambio de cultura empresarial que beneficia a la persona jurídica, mitigando así sus riesgos penales.

Si tienes alguna duda o tu empresa no dispone de un “Compliance penal”, puedes ponerte en contacto con RIUSIMANS Abogados. Asimismo, si tu empresa cuenta con documentación relativa a la prevención de riesgos penales pero no sabes el alcance de su validez, te asesoraremos sin compromiso.